Pamplona sin San Fermín

Típico y tópico: 7 de Julio… ¡San Fermín! La fiesta popular por antonomasia que atrae cientos de turistas (mayoritariamente extranjeros) y es capaz de concentrarlos de una forma tan tan comprimida entre callejuelas y plazas, que cuando los ves por la tele piensas, ¡Dios mío, ¿podrán respirar?!

¿Por qué será que gusta tanto? Yo creo que a día de hoy es más por el ambiente y la “fiesta” en su propio signficado que se vive y se disfruta que por el furor y adrenalina que se palpa viendo como se ponen a correr delante de un toro. Pero no deja de ser mi humilde opinión.

Sea como sea, lo que está claro y lo que me impulsa a escribir este post es ¿qué hay mas allá de Pamplona fuera de esta semana de San Fermines? ¿Cómo es la famosa calle Estafeta sin estar repleta de una marea blanca con fajín y “pañuelico” rojo? Decidme si no es cierto que cuando te hablan de Pamplona lo único que se te viene a la cabeza es la imagen del chupinazo de inicio de fiestas o la de un encierro cualquiera. Pues Pamplona también es así:

Las fotos no son de las mejores que os pueda haber puesto, pero de esto hace ya muchos añitos y por aquel entonces mis herramientas fotográficas no eran demasiado buenas y además el día no nos acompañó porque nos llovió lo que no esta escrito; pero creo que la idea almenos os la podéis hacer. La Ciudadela, pulmón verde de la ciudad, antiguo bastión militar y convertido en lo que es ahora, 280.00m2 de espacio con uso cultural, deportivo y ocio; la Plaza del Castillo, punto de encuentro de Pamplona, he leído que le llaman el “cuarto de estar de los pamploneses”, míticos cafes como el Cafe Iruña, muy frecuentado por el escritor Ernest Hemingway, enamorado de la fiesta sanferminera y de la ciudad en sí; y claro está, tantos bares y tascas repletos de pinchos, ¡imposible de resistirse a comerlos todos!

En cuanto a los famosos encierros, no os puedo contar mucho, pues es algo que tengo pendiente, (más que por mi, por mi media naranja viajera, jeje 🙂 ). Pero algo que me gustó mucho fue poder hacer el recorrido sin miedo ni temor a que ningún astado me diera un susto, ¡sólo me faltó correr!

Ahora no tenéis excusa por ir a descubrir la capital “del Reyno de Navarra” sin tener que esperar a que sea 7 de Julio. Es sí, yo os recomiendo que vayáis de cara al buen tiempo, porque el frío en invierno puede ser muy intenso.

¡¡Hasta Pronto!!

Anuncios

Una respuesta a “Pamplona sin San Fermín

  1. Hola!!

    Yo tampoco he estado en Pamplona por San Fermines, la verdad es que esa fiesta no me llama mucho la atención, demasiada gente junta para mi gusto (y aguante). En cambio, sí que he estado en la ciudad en fechas “normales” y es preciosa, sobretodo la Plaza del Castillo. El café Iruña es impresionante!!
    Tienes toda la razón, ojo con el frío que no es poco el que hace!!!

    Un saludo,
    Alba Benítez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s